ENDODONCIA

¿Qué es la endodoncia?

La endodoncia es un tratamiento consistente en eliminar el tejido pulpar de la pieza dental y sustituirlo por un relleno inorgánico para garantizar la hermeticidad interna de la pieza.

¿Para que se realiza una endodoncia?

  1. Limpiar el sistema de conductos radiculares: Bacterias, tejido necrótico, etc. con el fin de dejar el conducto lo más aséptico posible. Nunca se conseguirá que sea totalmente estéril ya que tratamos solamente el conducto principal de cada raíz y no los numerosos conductos accesorios.
  2. Una correcta obturación con forma y tamaño adecuados: Se da forma cónica de la corona al ápice del diente. Se crea un tope oclusal para que se quede justo a la longitud de trabajo, esto es que el relleno esté ajustado a la longitud de la raíz y, por último, habrá que respetar la morfología original del conducto.
  3. Conseguir el sellado apical y del resto del conducto: Aislándolo del resto del organismo.
  4. Conseguir un cierre biológico: los cementoblastos del muñón periodontal van a producir cemento que cierra el ápice, consiguiendo el éxito de la endodoncia.

¿Cómo detecto la necesidad de hacerme una endodoncia?

La pulpa contiene vasos sanguíneos y nervios. Y puede infectarse por una caries profunda o por una enfermedad periodontal.

Hay que estar alerta cuando una pieza dental comienza a cambiar de color o hay dolor al comer.
También puede ser una señal de alarma sentir molestias al tomar una bebida fría o alguna infusión muy caliente.

Su Odontólogo podrá en la mayoría de las veces, salvar el diente dañado.

¿Cómo se realiza una endodoncia?

Fases:

  1. Diagnóstico
  2. Anestesia
  3. Apertura
  4. Aislamiento
  5. Conductometría
  6. Instrumentación
  7. Obturación
  8. Control

Luego de anestesiar el diente enfermo, se realiza una pequeña apertura para dejar expuesto el canal radicular y la pulpa enferma.
Se remueve el tejido y se ensancha el canal radicular con instrumentos adecuados. se realizan irrigaciones para eliminar la infección.
Por último se sella y obtura todo el canal radicular.

Aquí queda concluido el tratamiento de endodoncia, pero el diente necesita ser restaurado en cuanto a su función y apariencia; puede requerir de una obturación estética, reconstrucción o corona (sobre todo en molares).