Implantología

Hay solución para la pérdida de piezas dentales

“Hoy desperté con una sonrisa y quiero compartirla contigo y con el mundo”

Boritweeter

La implantología es una de las áreas de la odontología que más ha evolucionado en los últimos años. Materiales y técnicas cada vez más avanzadas permiten tratamientos más cómodos y fiables. En la Clínica PALDENTAL disponemos de la experiencia y de la tecnología más avanzada en el campo de la odontología. Llevamos colocando implantes desde hace más de 30 años y disponemos de un quirófano especialmente diseñado para la colocación de implantes en condiciones de perfecta esterilización. 

El funcionamiento normal de los dientes estimula el hueso de su alrededor y este tiende a mantenerse. Sin embargo, al perder cualquier pieza dental el hueso empieza a atrofiarse y va desapareciendo poco a poco. Una de las características de la vejez es la pérdida de hueso en el tercio inferior de la cara, porque muchas personas han perdido sus dientes y sus muelas con el paso del tiempo.

Dejar perder este hueso maxilar o mandibular es un serio inconveniente para cualquier tipo de rehabilitación oral, y la única forma de mantenerlo es devolviéndole la función mediante la colocación de implantes osteointegrados.

Implantes

Los implantes dentales son unas piezas de titanio que se colocan en el hueso con una rosca en su interior para atornillar el pilar que soportará el futuro diente. Proporcionan una solución permanente ante la pérdida de dientes; los nuevos dientes se ven y se sienten como dientes propios. Mejora la autoimagen, el habla, el confort y la facilidad de comer. La sustitución de dientes y muelas perdidos con estos implantes permite recuperar de forma fija y cómoda todas sus funciones (masticación fonación, estética, estabilización de muelas vecinas y antagonistas, conservación del hueso de la zona, etc.) y todo ello sin necesidad de aplicar sobrecargas a los dientes vecinos, como harían un aparato removible o un puente tradicional.

Al sustituir un diente con un implante, estamos restaurando no solamente la parte externa, sino también su raíz. Por eso, cuanto más hueso nos queda, mejor pronóstico tendrá el caso, y por eso no conviene dejar pasar el tiempo sin colocar los implantes después de las extracciones de dientes y muelas.
Con implantes se pueden sustituir desde un solo diente perdido hasta todos los de la boca. Se pueden evitar las prótesis postizas, los ganchos y los paladares artificiales. Cuando la falta de piezas es total se realizan de dos a ocho fijaciones (implantes) para tener mayor estabilidad y se coloca la prótesis fijas sobre los implantes dentales que permiten rehabilitar toda la boca con nuevos dientes.

Ventajas de los implantes

El implante dental sustituye a la raíz del diente.
Para colocar la pieza ausente no sobrecargamos ni rebajamos si no que tallamos los dientes vecinos, que es la principal desventaja de los puentes sobre dientes naturales.
Evitamos que los dientes de la misma arcada “migren” y se inclinen hacia el espacio sin diente.

Evitamos que los dientes de la arcada contraria se sobresalgan del nivel y se dirijan hacia el hueco. Según el protocolo utilizado, a este implante se le puede colocar el diente en diferentes tiempos, según la indicación del caso: inmediatamente el mismo día o diferidamente, según los protocolos entre 3 y 6 meses después.

CONTACTAR