ORTODONCIA

¿Qué es la ortodoncia?

La Ortodoncia es una rama de la Odontología, que se especializa en el diagnóstico, prevención, y tratamiento de las irregularidades dentofaciales o mal oclusión (mala mordida ).

Persigue la perfecta colocación de los dientes, con sus beneficios estéticos y de salud, así como la normal coordinación de los maxilares, consiguiendo una armonía facial.

Dientes sanos que funcionan bien, y una cara equilibrada que agrada al que la contempla, repercuten en la autoestima del paciente, y en su aceptación social.

¿Para qué se emplea?

Para corregir una mala correspondencia entre la arcada dentaria inferior con la superior y / o un anómalo alineamiento de los dientes.

Los casos mas frecuentes que necesitan de tratamiento de Ortodoncia son:

  1. Dientes apiñados o superpuestos
  2. Sobremordidas o submordidas
  3. Mordidas abierta (cierran dientes posteriores pero no los anteriores)
  4. Mucho o poco espacio entre dientes
  5. Dientes de más o ausentes
  6. Es una técnica que cada vez se utiliza más, dado el actual interés por la promoción de la salud de nuestros hijos.

Cada vez es solicitada a edades más tempranas.

¿Son los tratamientos de ortodoncia dolorosos?

Las fuerzas aplicadas para mover los dientes son muy suaves, por lo que pasados los primeros días no notará nada en especial.

¿Podré llevar una vida normal?

Si totalmente. Los aparatos de Ortodoncia no interferirán en sus actividades habituales.

Se deben seguir algunas recomendaciones a la hora de comer o de cepillarse los dientes.

No cambiarán su forma de hablar, pudiendo mantener su actividad profesional y sus relaciones sociales sin interferencia alguna.

¿Son los resultados del tratamiento estables?

Todos los tratamientos requieren de un mantenimiento adecuado.

Con ayuda de retenedores linguales fijos o retenedores removibles, los resultados obtenidos podrán ser estables, siendo una inversión para toda la vida.

¿Cuáles son las causas que motivan estas alteraciones?

Se emplea en niños y adolescentes porque están en pleno crecimiento del esqueleto y con recambio dentario, pudiéndose por ello actuar sobre ambas estructuras.
Una vez terminado el crecimiento, sólo se puede actuar sobre los dientes. En las mujeres se considera el fin del crecimiento cráneofacial a los quince años y en los varones a los diecinueve años.

Aunque se puede emplear a cualquier edad, la ortodoncia es capaz de corregir la mala posición de los dientes para conseguir una boca saludable.
Una bonita sonrisa ilumina el rostro y los hace más atractivo.

El hueso de los maxilares, aunque sea muy duro, es también muy flexible. El proceso biológico implicado en el movimiento dental es el mismo a cualquier edad, por lo que los dientes pueden moverse tanto a los 20 como a los 60 años.

No se trata únicamente de coquetería, también es cuestión de salud.
Una malposición de los dientes puede favorecer la aparición de otros problemas como caries, enfermedad periodontal (encías) o problemas articulares.

La espectacular mejoría estética de los aparatos fijos de Ortodoncia (brackets) permite que hoy en día, los adultos de cualquier edad, descontentos con la apariencia y/o el funcionamiento de su boca (dientes amontonados, espacios entre los dientes, dientes salidos, etc.) dejen de sentirse limitados y acepten con normalidad la Ortodoncia.
Los brackets de cerámica, parecidos al esmalte de los dientes y sin metal visible, pasan casi desapercibidos para las demás personas, y satisfacen a la mayoría de los adultos.

¿A que edad se puede iniciar un tratamiento?

Es difícil establecer a que edad un niño necesita tratamiento de Ortodoncia.
Si tenemos en cuenta que los niños entre 7 y 12 años están en periodo de cambiar dientes (exfoliar diente temporal o de leche para la llegada del permanente o definitivo), es recomendable una evaluación clínica y radiográfica alrededor de los 7 años para comenzar a observar y controlar el correcto crecimiento dentofacial durante este período.

¿Cuales serian las consecuencias si no se recibe tratamiento?

Es difícil valorar exactamente los problemas a futuro, pero normalmente las alteraciones que tenga seguramente se agravarán con el paso del tiempo,especialmente en un niño o adolescente, no debemos olvidar que está en desarrollo y crecerán también los problemas dento-faciales.

Es conveniente tratarlo por dos aspectos fundamentales:

  1. Si se detecta y trata a tiempo la anomalía, será tratada más fácilmente, reduciendo molestias, tiempo y coste.
  2. Podríamos evitar un tratamiento óseo mas complejo (maxilofacial), evitando posibles anomalías en los huesos, que se verían reflejadas en el aspecto de la cara.

¿Qué medios se utilizan?

  1. Ortopédicos: son elementos que actúan modificando el patrón de crecimiento de los huesos. Entre ellos contamos con las máscaras faciales y las mentoneras.
  2. Funcionales: estos dispositivos modifican las fuerzas que actúan sobre los dientes desde los tejidos peridentarios (la lengua, los labios, etc.). Son útiles con esta finalidad los expansores del paladar y la rejilla lingual.
  3. Ortodóncicos: son medios que modifican la posición de los dientes en las arcadas dentarias. Se usan los “brackets” (son pequeños soportes cuadrangulares coordinados por un arco de alambre), a los que se le puede añadir cualquier otro artilugio (muelle, ligadura elástica, etc.).

En esta categoría tenemos 3 tipos de Ortodoncia:

  • – Convencional
  • – Estética
  • – Invisible